1. Home
  2. Tecnología
  3. Noticias
  4. Tech
  5. Un viaje por los virus más inofensivos de la historia

Un viaje por los virus más inofensivos de la historia

Un viaje por los virus más inofensivos de la historia
0
Comparte

Kaspersky Lab nos recuerda cuáles son las ‘bromas’ cibernéticas. Los más viejos, extraños, graciosos e inofensivos virus que han estado en la historia de la informática. Desde el famoso The Creeper hasta Welchia.

Pero antes de dar paso a la lista que Kaspersky Lab publicó el día de ayer, si quieres ver un mapa interactivo de cómo están viajando el malware en todo el mundo, visita la página de Cybermap. El mapa se puede interactuar con el mouse y cada color representa una diferente amenaza, la información detalla viene abajo.

Cyberthreat-Kaspersky

El primer virus de computadora conocido en la historia era un espécimen inofensivo. Se llamaba “The Creeper”, y apareció en 1971, escrito por un empleado de la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados del Ministerio de Defensa de los EE.UU. Este gusano primitivo buscaba a otros equipos en la red – lo que en ese entonces era un asunto pequeño y localizado, se copiaba en ellos y exhibía el siguiente mensaje: “SOY EL CREEPER. ATRAPAME SI PUEDES”. Si el “Creeper” encontraba una copia existente de sí mismo en una computadora, simplemente “saltaba” a otro equipo. No le causaba daño al sistema de la computadora.
 
“Stoned” o “Drogado” era otro virus divertido, cuyo principal objetivo era promover un mensaje al usuario. Fue detectado por primera vez en 1988 en Nueva Zelanda. La versión original de este virus aterrizó en un sistema informático a través de la unidad de disco, y, al igual que “The Creeper”, no le causaba daño a la computadora. Simplemente mostraba el siguiente mensaje en la pantalla: “Su computadora ha sido drogada. Legalice la marihuana”.
 
El título de “virus bromista ” lo tiene merecidamente HPS, un programa que fue creado específicamente para el sistema operativo Windows 98, pero que en realidad se propagó meses antes de que este ambiente fuera lanzado. Una de las cosas más extrañas acerca este virus es que sólo se activaba los sábados: una vez a la semana revertía objetos gráficos bitmap no comprimidos. En otras palabras, reflejaba a todas esas imágenes en el monitor.
 
El virus “Cruncher” también resultó ser absolutamente benigno. Era un virus de archivo residente regular, y utilizaba un algoritmo para comprimir datos y empacar al archivo infectado, por lo que el archivo infectado era más conciso que el original. Este liberaba espacio en el disco duro del usuario. Además, resultó que el “Cruncher” usaba un algoritmo para comprimir de la entonces popular dieta de utilidad DIET 1.10, por lo que el usuario podía utilizar este programa legalmente para descomprimir los archivos infectados por el virus y recuperar acceso a los datos sin dejar de disfrutar el espacio adicional creado en el disco duro.
 
El virus Welchia también se hizo famoso por sus buenas obras. Este fue uno de los gusanos más inusuales en la historia de las amenazas cibernéticas. Aunque sus creadores lo diseñaron para ser malicioso, Welchia no causaba ningún daño. Por el contrario, ayudó a eliminar el gusano peligroso Lovesan, también conocido como Blaster, del sistema. Al imitar el comportamiento de este programa malicioso,  Welchia penetraba la computadora utilizando vulnerabilidades en software legal. Luego, comprobaba si Blaster estaba presente en la memoria del procesador: si era así, abandonaba su función y eliminaba el archivo malicioso del disco. Pero esta no era toda la misión de misericordia de Welchia: después de eliminar el malware, el virus “benigno” comprobaba si había una actualización en el sistema para reparar la vulnerabilidad a través de la cual el gusano había penetrado el sistema. Si no, el virus iniciaba una descarga desde el sitio del fabricante. Welchia luego se auto-destruía después de completar todas estas operaciones.
 
“Estos ejemplos de virus graciosos, inofensivos e incluso útiles son, por supuesto, raras excepciones a la regla general, y son esencialmente cuentos de tiempos pasados. Los creadores modernos de malware ya no son bromistas cibernéticos o hackers novatos que están aprendiendo el oficio de una nueva esfera de actividad. Hoy en día, prácticamente el 100% de los virus están escritos con un solo objetivo en mente: robar dinero o datos confidenciales.” Alexander Gostev, Jefe Experto en Seguridad para Kaspersky Lab.

Comparte
Daniel Estrada Padre cuando se debe y Gamer cuando se puede. Llevo 20 años escribiendo de lo que me gusta, comencé en Atomix, Sputnik, Paréntesis y fundé TechGames.