1. Home
  2. Especiales
  3. Especial
  4. Tecología
  5. ¿Qué prefieres, audífonos abiertos o cerrados?

¿Qué prefieres, audífonos abiertos o cerrados?

¿Qué prefieres, audífonos abiertos o cerrados?
0
Comparte

Existen una gran variedad de audífonos y por tal motivo Sennheiser te ayuda a conocer cuáles son los audífonos que se adaptan a tus necesidades. Ya sea que los quieras dentro del oído, cubran tu oreja o inalámbricos.

Entre estos modelos existen clasificación de abiertos y cerrados, a continuación Sennheiser nos muestra la diferencia de cada uno.

Hablando generalmente se hace una distinción entre los audífonos abiertos y cerrados. Con los audífonos cerrados el oído está completamente sellado del ruido exterior y una de sus características principales es tener la cubierta acústicamente cerrada y la forma del anillo de las orejas que rodean completamente el oído. El sellado que se tiene alrededor del oído tiene una influencia fundamental sobre la reproducción del sonido de los audífonos cerrados, si ésta es insuficiente, la calidad de los sonidos graves se deteriorará. Por esta razón la presión del contacto de los audífonos cerrados es mayor que en los audífonos abiertos.

Los audífonos cerrados son a menudo utilizados por los ingenieros de sonido para permitirles concentrarse en la música sin perturbación del ruido exterior.

Los beneficios más importantes que encontramos en los audífonos cerrados es el aislamiento del ruido exterior, además de ser menos frágiles en su cuerpo y estructura.

El problema del sellado no existe con los audífonos abiertos, en este diseño el espacio debajo y al frente del diafragma, que no es más que la parte del audífono que tiene como tarea hacer que vibre el aire y de esta manera permite que el sonido llegue al oído. Por tanto, los audífonos abiertos permiten que la música pase directo a través del diafragma sin ser “amortiguada”, resultando el sonido más transparente y natural.

Las características que regularmente distinguen a los audífonos abiertos son su pequeño  tamaño y poco peso. También los hacen extremadamente cómodos y no se siente ninguna molestia aún después de prolongados periodos de uso.

Es muy importante mencionar que existen modelos abiertos que son de tamaño grande y cumplen con la característica circum-aurales, esto quiere decir que cubren por completo el oído.

Algunas bondades que se encuentran en los audífonos abiertos es permitir una acústica más natural y tener mejor respuestas para ciertos géneros, como la música clásica.

Después de esta explicación podrás saber si requieres unos audífonos cerrados o abiertos, o porque no, adquirir uno de cada modelo y usarlos dependiendo dónde estés o a dónde vayas.

 

Comparte
Daniel Estrada Padre cuando se debe y Gamer cuando se puede. Llevo 20 años escribiendo de lo que me gusta, comencé en Atomix, Sputnik, Paréntesis y fundé TechGames.