1. Home
  2. Tecnología
  3. Industria
  4. Philip Morris detiene producción en México durante 24 horas

Philip Morris detiene producción en México durante 24 horas

Philip Morris detiene producción en México durante 24 horas
0
Comparte

Para celebrar el Día Mundial sin Cigarros, Philip Morris México detiene, por 24 horas, la producción nacional de Marlboro, su marca más emblemática y vendida en prácticamente todo el mundo.

Durante este tiempo, la fabrica ubicada en Zapopan, Jalisco, la planta número uno de producción de cigarros de América Latina, deja de operar.

Philip Morris México refuerza su compromiso de reemplazar su portafolio de cigarros, por productos de menor riesgo de daño a la salud.

“Tenemos el compromiso de sustituir los cigarros por productos alternativos que disminuyan el riesgo de daño a la salud de los adultos que de otra manera seguirán fumando”. Catalina Betancourt, vicepresidenta de Asuntos Externos de Philip Morris México.

Con esta acción, deja de producir más de 35 millones de cigarros y busca reiterar el compromiso de la compañía en dejar de producir cigarros en el futuro, y centrar sus esfuerzos e inversión en innovación para el diseño, desarrollo, evaluación científica y comercialización de productos de menor riesgo; para avanzar hacia un futuro libre de humo.

“Lo mejor siempre será dejar de fumar, pero hay muchos fumadores que seguirán haciéndolo. Trabajamos para ofrecer a estos fumadores alternativas de consumo de menor riesgo de daño, como nuestro dispositivo de calentamiento de tabaco IQOS”.

Philip Morris Planta Mexico

Philip Morris: México sin cigarros y un futuro libre de humo

En México, aproximadamente, hay 15 millones de fumadores adultos. Si el objetivo es reducir la incidencia de fumadores y generar un impacto en la salud pública del país, los fumadores adultos deberían tener acceso a las alternativas de consumo de tabaco y nicotina ya existentes.

Los cigarros electrónicos, los vapeadores y los productos de tabaco calentado tienen el potencial de ser mejores opciones para que los fumadores sustituyan el cigarro y reduzcan el riesgo de daño a su salud, pues al eliminar la combustión del tabaco y la generación de humo, se reduce significativamente la exposición a los tóxicos que producen las enfermedades asociadas a fumar.

Una política de reducción de daño que incorpore una regulación basada en evidencia para estos productos alternativos al cigarro, sumada a las políticas actuales de prevención y cesación, acelerarían la reducción de la prevalencia de fumadores en México.

“Los fumadores merecen tener acceso a productos alternativos menos dañinos y esa es nuestra apuesta. Estamos convencidos de que un México sin cigarros es posible. Pero para construirlo hace falta que el diálogo alrededor de los productos alternativos se construya desde la evidencia científica, desde la regulación clara y desde la información objetiva”. Catalina Betancourt.

Comparte
Daniel Estrada Padre cuando se debe y Gamer cuando se puede. Llevo 20 años escribiendo de lo que me gusta, comencé en Atomix, Sputnik, Paréntesis y fundé TechGames.