1. Home
  2. Ocio
  3. Digital
  4. TechStyle
  5. Los servicios de música dentro de Sonos
0

Los servicios de música dentro de Sonos

Los servicios de música dentro de Sonos
0
Comparte

Los sistemas de audio de Sonos en México son compatibles con una gran variedad de proveedores de música por Internet que pueden sonar en nuestro país. Con ayuda de la aplicación Sonos Controller tienes acceso.

En los últimos meses servicios como Spotify, Deezer, Rdio o Google Play Música están disponibles en México, así que en un equipo Sonos tienes la opción de escuchar toda esa música sin complicaciones. También están los radios personalizados como last.fm, Pandora o iHeartRadio que nos permite escuchar estaciones de radio o crear estaciones basadas en artistas o géneros de música.

Aunque para alguien que está iniciando con la música bajo demando será un poco complicado conocer cuál es mejor, así que Sonos México nos detalla dichos servicios:

Deezer
Los franceses argumentan tener el mayor contenido de la actualidad con 30 millones de canciones. Vive una veloz expansión y son los reyes en Latinoamérica. Esto les concede un más amplio y mejor contenido de música local y regional. Ofrece muy buen catalogo en pop y géneros latinos. También tiene el punto a su favor de ser social, aunque menos invasiva que Spotify, lo cual se agradece.
 
Brinda la opción de “uploads” para que el usuario “suba” música propia para poder acceder a ella desde dispositivos móviles.
 
En su versión gratuita únicamente es posible escuchar 30 segundos de cada canción, lo cual resulta poco atractivo. En cambio, en la versión Premium (por $49.00 pesos mensuales por los primeros seis meses y $99.00 pesos posteriormente) se tiene acceso a su enorme catálogo, también permite listas de reproducción o playlists offline. En definitiva, sus promociones y géneros regionales, hacen que Deezer sea una opción muy atractiva en la relación calidad-precio.
 
Google Play Music All Access
Con este nombre extenso llegó el gigante Google a una dura competencia, pero dejando, de entrada, un gran sabor de boca.
 
Al igual que el resto de los servicios, cuenta con apps para Android, iOS y un web player de muy buena gestión desde cualquier navegador. Ofrece lo mismo una versión gratuita y una pagada que por $99.00 pesos da acceso a su catálogo de más de 18 millones de canciones.
 
Lo que distingue a Google Play Music es que cuenta con un gestor de uploads de la música propiedad del usuario, disponible en su laptop o disco duro, que funciona muy bien. Es capaz de indexar miles canciones en unos cuantos minutos. Parecería un poco absurdo “subir” la propia música a un servidor, pero no lo es, ya que al hacerlo se tendrá acceso a esas versiones tan especiales en concierto de ese grupo de rock que ya no existe, a música de los amigos que no han grabado discos o incluso a audios valiosos como las primeras canciones de los hijos. Bueno pues todo eso y más, ahora es posible escucharlo en cualquier lugar con conexión a red, ya sea con un reproductor Sonos o un dispositivo móvil.
 
Lo anterior opera incluso en la versión estándar. Si se paga por la versión All Access se tendrá acceso al gran catálogo de Google Play Music.
 
Como era de esperarse este servicio sólo ofrece interactividad social con Google+ lo cual resulta una limitante para los fans de las redes sociales.
 
Algo que realmente emociona son los “mixes instantáneos”, que sorprenden desde el primer momento. ¡Es increíble lo que Google puede conocer sobre los gustos del usuario!
 
Otra particularidad es que la aplicación de Google Play Music en Android es capaz de controlar el sistema de Sonos, por lo que el usuario puede elegir usar esta aplicación o la de Sonos Controller de forma indistinta.
 
Rdio
Este servicio norteamericano empezó fuerte pero no ha logrado los niveles de penetración de sus rivales en América Latina. Parece ser el servicio que más toma en cuenta a los géneros musicales de nicho, por lo que les gustará muchos a los fans “muy clavados” en artistas poco conocidos. También tiene un gran catálogo internacional.
 
Por $99.00 pesos al mes se tiene acceso a más de 20 millones de canciones, pero no ofrece local files ni uploads de la música propia almacenada en un dispositivo.
 
Además de su vasto catálogo, ofrece una excelente función de radio personalizada. También tiene buenos recursos para compartir playlists a través de redes sociales.
 
Spotify
El gigante sueco es hoy día el mayor proveedor de servicios de música digital bajo demanda y con el que todos se comparan. Ofrece tres tipos de licencias, la gratuita que se mantiene con anuncios comerciales gráficos y auditivos y con ciertas limitaciones, además de una menor calidad de audio, la segunda que cuesta $49.00 pesos al mes, que elimina los anuncios pero limita la escucha a una computadora o la tercera con una mensualidad de $99.00 pesos, pero permite oír la música en cualquier dispositivo, incluso las playlists pueden escucharse en modo offline, todo con la mayor calidad de audio del servicio que es 320 kbps.
 
Tiene más de 20 millones de canciones disponibles en sus servidores y funciona en casi todas las plataformas, sistemas operativos y dispositivos de uso común. El contenido es realmente amplio, sobresaliendo rock internacional y mucha música indie.
 
También resulta el servicio “más social” lo cual tiene su lado positivo y su aspecto no tan grato. Por ejemplo es fácil buscar a los gurús curadores de música (algunos programadores de radio, músicos, disqueras, etcétera), pero al conectarse a Facebook también se sabrá lo que escuchan y recomiendan los amigos y eso a veces pudiera resultar contradictorio y hasta vergonzoso. Pero ¿no se le negará la interacción a una prima o al mejor amigo de la prepa?
 
Fue la primera en ofrecer la función de “local files”, la cual escanea la música que se encuentre dentro de la computadora o disco duro local del usuario y la hace accesible desde Spotify, claro, estos archivos no se pueden compartir a los amigos de Spotify o Facebook.
 
Es sin duda la más conocida y muy fácil de adquirir con una tarjeta de crédito o PayPal.
 
Conclusión
Evidentemente no hay un ganador, sin embargo podemos concluir con algunas aseveraciones que podrían ayudar a tomar decisiones sobre cuál servicio elegir.
 
·       Deezer sobresale por un catálogo latino. Pop, rock y música regional son sus fortalezas en cuento a contenido, además por sus ofertas de precio es adictivo y tentador.
·       Si se tienen muchas canciones en la biblioteca personal y se busca un amplio catálogo, Google Play Music All Access es una soberbia apuesta.
·       Rdio, es ideal para quienes prefieren un catálogo internacional, aprecian el diseño gráfico y buscan la sencillez de una estación de radio personal.
·       Spotify es el más famoso y reconocido, es altamente probable que los amigos del usuario estén allí creando playlists para compartir. Ideal para confiar en curadores de música.

Comparte
Daniel Estrada Padre cuando se debe y Gamer cuando se puede. Llevo 20 años escribiendo de lo que me gusta, comencé en Atomix, Sputnik, Paréntesis y fundé TechGames.